https://www.cursospeluqueriayestetica.es/

Contorno del ojo ¿Cómo cuidar la zona más delicada del rostro?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de tratar esta zona, es que la piel del contorno del ojo es más fina que la del resto del rostro, más pobre en elástica y colágeno y menos porosa. Todo ello implica que nos vamos a encontrar con una menor capacidad de absorción de los principios activos de las cremas o sérum que emplearemos para esta zona. Tenemos que pensar que esta zona soporta el esfuerzo de múltiples músculos en continuo movimiento y hasta más de 5000 parpadeos diarios. Una de las claves en los estudios de estética y belleza es el conocimiento de los distintos tejidos que nos vamos a encontrar en los tratamientos estéticos. ¿Podríamos ejercitar esta zona igual que hacemos con los músculos del cuerpo? La respuesta es sí, un buen comienzo para empezar a cuidar esta zona tan delicada es ejercitarla diariamente 5 minutos. Con tres ejercicios sería suficiente:
  1. Abrir y cerrar los ojos mientras estiramos con nuestro índice la zona de la ceja.
  2. Cerrar los ojos apretando durante 30 segundo y después relajar.
  3. Realizar suaves frotaciones con el índice y corazón a lo largo de la musculatura del orbicular del ojo.
Cabe recordar la importancia del descanso. Se recomienda que la almohada no sea demasiado alta ni demasiado baja para no retener líquidos en la zona y despertar con los ojos inflamados, no olvidemos que la piel se regenera entre las 23.00 y las 04.00 de la mañana, lo que significa que es importante estar dormido en esas horas. Un pequeño consejo: Podemos utilizar el antifaz para segregar melatonina (hormona del descanso) y conciliar mejor el sueño. Aunque pueda parecer repetitivo no debemos quitar relevancia al hecho de desmaquillar y limpiar la zona. Siempre antes de irse a dormir, la zona debe quedar libre de cosméticos decorativos que apliquemos durante el día y en el caso de no aplicar maquillaje, libre de sustancias externas que quedan depositadas en la zona. Recomendamos siempre que, a la hora de limpiar la zona, usemos cosméticos que sean adecuados para el área y que no sean demasiado detergentes. Por último, unos consejos a la hora de realizar nuestra rutina diaria facial. Los cuidados cosméticos deben incluirse al finalizar el día, estos productos deberán incluir principios activos como la vitamina K, que oxigena la zona; vitamina C, que aporta luminosidad; vitamina E, para mantener la zona hidratada y Retinol, para prevenir los primeros síntomas de envejecimiento.

Start a Conversation

Hi! Click one of our member below to chat on Whatsapp

Ir arriba